ADVERTENCIA.


La fecha del año en las entradas ha sido modificada.

Advertencia

Todas las fotos de este blog son propiedad y fueron hechas por Jorge Eduardo Lastra Nedwetzki y algunas,de la portada, por Arturo Guillermo Lastra Nedwetzki; menos la del crucifijo a la izquierda y la de Sor María Consolata en la entrada 018.

lunes, 12 de diciembre de 2022

00.21 LA INTERPRETACIÓN








LA INTERPRETACIÓN



Benedicto XVI ha renunciado. El mundo entero supo o escuchó la noticia; la atención, por un momento, de la “mass media”, se centró en la Iglesia católica y el papado. Luego el cardenal Sodano, secretario de estado del vaticano, dijo la siguiente frase: “Ha sido como un rayo caído a cielo abierto”. Poco después, en la tarde y noche que siguió, una tormenta de grandes proporciones se abatió sobre Roma y un rayo cayó en la cruz de la cúpula de la Iglesia de San Pedro. Un fotógrafo italiano, para mayor coincidencia, estaba allí en el momento preciso y sus fotografías fueron publicadas en la gran mayoría de las televisoras, prensa y redes sociales del mundo. Las interpretaciones van desde “es algo natural”, “algo muy curioso”, “puede haber un misterio” “una señal de Dios” y muchas otras similares; pero lo que no deja de ser curioso es la atención que se prestó al suceso. Todas las noticias a nivel mundial han hecho conocer lo ocurrido y las fotos.


Personalmente interpreto todo el proceso; renuncia, palabras de Sodano, el rayo en sí y el “oportunismo” del fotógrafo de la siguiente manera: 

En los últimos tiempos las apariciones de la Virgen María: Nuestra Señora de Pontmain. Nuestra Señora de Fátima. Nuestra Señora de Beauraing. Nuestra Señora de Banneux. Nuestra Señora de Garabandal (caso en estudio por la Santa Sede). Nuestra Señora de Akita. María Reconciliadora de los Pueblos (Betania, Venezuela). Nuestra Señora de Medjugorje (caso en estudio por la Santa Sede) y algunos otros. La virgen María ha profetizado sobre la seria situación del mundo y el peligro que representa la indiferencia hacia Dios y hacia la verdad en la cual vivimos. Ha advertido sobre la inminencia de un aviso, una señal y un castigo (ver profecías de Garabandal y Medjugorje sobre todo) que ocurrirán prontamente y sobre lo cual, la vidente de Garabandal, Conchita, sabe la fecha. Dios no solamente envía a su Santa Madre para advertirnos, sino que ante la indiferencia y prácticamente la ignorancia de estas profecías en una gran parte de la humanidad, llama la atención con estos “signos de los tiempos” para que escuchemos y cambiemos evitando así que estos males nos sucedan. No sé si serán escuchados y mejor creídos, pero ahí están para que no se diga que Él no nos advirtió. 


No hay comentarios:

Publicar un comentario