ADVERTENCIA.


La fecha del año en las entradas ha sido modificada.

Advertencia

Todas las fotos de este blog son propiedad y fueron hechas por Jorge Eduardo Lastra Nedwetzki y algunas,de la portada, por Arturo Guillermo Lastra Nedwetzki; menos la del crucifijo a la izquierda y la de Sor María Consolata en la entrada 018.

sábado, 11 de noviembre de 2023

00.36 LA CUARTA PALABRA.





LA CUARTA PALABRA


¡DIOS MIO!¡DIOS MIO! ¿POR QUÉ ME HAS ABANDONADO?

Había dado todo, perdonado, salvado y donado a su madre al discípulo predilecto: Juan; ahora vuelto sobre sí mismo, percibe y entrega totalmente su voluntad humana a la voluntad de Dios. La “carga” casi infinita de pecados de toda la humanidad pasada, de su presente y del futuro, había aparecido en su espíritu en la noche de Getsemaní; su ser estaba turbado: “Mi alma está Triste hasta la muerte” (Mt. 26,38) (1); y había sentido y palpado toda la “carga” de mal de la humanidad. Ahora, en el momento final, entrega todo su ser y toda su “carga” a la voluntad de Dios, haciendo de su voluntad humana una con Él. Así la redención fue completada, pues el pecado, que no puede ser en Dios, fue purificado en la voluntad  del hijo, al ser, Jesús, “internado” en la trinidad de Dios. Sólo falta que la voluntad libre de cada ser humano acepte, también, entregar toda su voluntad a Dios y unirse, tanto como se pueda, a la santidad infinita de la Trinidad. Pero al darse totalmente siente el vacío en su ser humano y la soledad de quien ya no es en sí; y rompiendo los diques, su angustia, salta a la palabra y el grito de súplica, amor y entrega, resuena en la humillación del monte sobre el cual mueren el bueno y los malos; donde el discípulo y su madre, en sufrimiento de angustia, siguen su agonía con  llanto y todo su ser oprimido y doliente. Y la voz, su voz de Dios y hombre, se eleva sobre el ruido del mundo en queja infinita de dolor y entrega:

¡DIOS MIO!¡DIOS MIO! ¿POR QUÉ ME HAS ABANDONADO?

"¿Eli, Eli, lema sabachtani? Mt. 27,46 (2)

 1) La Biblia Latinoamericana, Ramón Ricciardi y Bernardo Hurault 1972, Coeditan Ediciones Paulinas.
2) La Bible de Jérusalem, Nouvelle Édition, desclee de Brouwer, Paris 1975 

__________


No hay comentarios:

Publicar un comentario