ADVERTENCIA.


La fecha del año en las entradas ha sido modificada.

Advertencia

Todas las fotos de este blog son propiedad y fueron hechas por Jorge Eduardo Lastra Nedwetzki y algunas,de la portada, por Arturo Guillermo Lastra Nedwetzki; menos la del crucifijo a la izquierda y la de Sor María Consolata en la entrada 018.

martes, 26 de octubre de 2021

00.09 CARTA A ANGELINA SOBRE EL NICOLAISMO.









Angelina, el problema del nicolaismo es verdaderamente arduo y se puede precisar en varias cuestiones:
1) No se sabe exactamente lo que era.
2) Hay ciertas interpretaciones que son dominantes y que tienen que ver con la jerarquía de las Iglesias.
1) Algunos decían que eran aquellos que dentro de las antiguas Iglesias (Pergamo, en este caso, una de las siete antiguas iglesias fundadas por los apóstoles) había individuos que se dedicaban a corromper la doctrina de diversas maneras: vicios, juego de poder, desviaciones de la doctrina apostólica etc. Pero esto no parece corresponder al término que se emplea para definirla .Como sabes, "Nico": viene de una palabra griega que significa victoria, conquista etc. y que tiene el sentido de "estar sobre o dominar a algo o alguien" con un carácter de superioridad sobre el otro y "Laos" que significa pueblo, "gente corriente". Lo que nos lleva a lo segundo.
 2) La mayoría de las interpretaciones sobre la "herejía nicolita" tratan sobre el problema de la jerarquía, es decir que Dios no quiere que la Iglesia esté compuesta de clases: Papa, obispos, sacerdotes, diáconos, laicos; sino que seamos todos una unidad sin más diferencia que los distintos carismas correspondientes a cada uno. Por eso el concilio Vaticano II definió a TODOS los cristianos como: Sacerdotes, Profetas y Reyes. Pero en los términos humanos la jerarquía debe existir, pues no todos pueden dedicarse a regentar y dirigir la Iglesia o las Iglesias, a enseñar y pensar sobre doctrinas y problemas que se presenta y dan origen a desviaciones y perversiones de la doctrina de Cristo. De aquí la cuestión principal: ¿es la jerarquía lo que se cuestión o el abuso que ciertos personajes hacen de su jerarquía eclesiástica? Evidentemente lo segundo. La cuestión es, desde mi punto de vista, la siguiente:

Existe el sacerdocio común como bautizados en Cristo y el sacerdocio sacramental que son funciones propias de ciertos miembros consagrados para ejercer esas funciones sacramentales, el hecho de ejercer esas funciones no hace ni mejor ni peor a la persona que los administra, al contrario: adquieren una gran responsabilidad pues deben administrarlos con limpieza de conciencia y teniendo en cuenta su limitación como seres humanos a quienes se les otorga un poder Divino. El problema es que la obsesión por la jerarquía humana, tiende a poner por encima de los demás a quienes tienen esa responsabilidad y no es así; ese don es para servir, nunca para ser mejor o especial ante los demás; las personas consagradas sacramentalmente lo son en, por y para Jesucristo y en función de un servicio de santificación de ellos y de los demás en vista del Reino de Dios. Y así, como se les otorga el poder, se les exigirá cuentas estrictas de su uso. Entonces hay dos cosas que se deben aclarar:
1) La jerarquía no es en si, ni mala ni buena, es la persona que la ejerce quien magnifica o prostituye el uso que de ella hace; la jerarquía tiene que ser justa, mensurada, prudente y saber siempre estar en el lugar que le corresponde: ha habido reyes santos, Papas santos, obispos santos, sacerdotes santos etc. pero también Reyes malvados, y Papas, obispos y sacerdotes igual; ósea el mal no está en la estructura sino en la persona, en este caso.
 2) La verdadera forma del mal está dentro de la voluntad de la persona humana que puede crear estructuras malignas o estructuras dignas de elogio y bondad, Como las ordenes religiosas dedicadas a socorrer a los necesitados o aquella dedicadas a asesinar, matar, robar o corromper a los hombres y las sociedades.
El Nicolaismo, a mi entender, era y es la tendencia a apoderarse de las estructuras enfocadas hacia el bien y la santidad de las personas, y ponerlas al servicio de intereses personales o de grupos corrompidos por la soberbia, el orgullo, la mentira y todos los males ocultos que el pecado de los hombres pretende conseguir.
No es algo meramente material, como se pretender hacer entender en varias instancias de pensamiento, anti Iglesia o anticatólica; es la necedad del pecado al creer que puede ir contra aquello que santifica la vida del hombre y le ayuda a superar su dimensión caída apoderándose de las estructuras enfiladas a hacer el bien a los otros seres humanos.
Espero que te haya aclarado algo la pregunta.
Saludos y cariños.
Jorge A Lastra

4 comentarios:

  1. ... "no así vosotros"
    "el que quiera ser grande entre vosotros..."
    No somos iguales
    No hemos sido creados iguales
    Aunque ciertamente, todos, somos a imagen y semejanza Suya, cada cual tenemos nuestro "nombre"
    Y nos empeñamos en "ordenaciones alfabéticas"
    Un saludo
    Al + Mc

    ResponderEliminar
  2. Si su chico, pero la Iglesia aquí es la militante, osea la que milita entre los hombres
    absorviendo su condición caída y rescatada;
    es la Iglesia penetrada de humanidad en todos los órdenes de las sociedades humanas, menos en las estructuras de mal
    que existen y existirán hasta el fin de los tiempos; por eso la iglesia tiene estructuras y ellas se comportan,
    en apariencia, como las otras formas estructurales de las sociedades. Tiene sus vicios, debilidades y virtudes;
    las personas que la componen padecen los mismos defectos que "desadornan" a la mayoría de los humanos; pero tambien tiene "sociedades" más perfectas y de unas formas humanas perfeccionadas através de los siglos y que siguen los preceptos evangélicos con suma delicadeza y realidad; son los monasterios contemplativos de hombres y mujeres que siguen
    la senda evangélica separados de las sociedades pero no del mundo. En fin, la jererquía debe seguir en la Iglesia mientras ésta permanezca en la tierra; pero no será eterna sino hasta que todos los seres humanos llamados a existir, aparezcan y cumplan su camino.

    ResponderEliminar
  3. JORGE COMO ESTAS,QUERIDO AMIGO...YO AQUI SALIENDO DE UNA TERRIBLE GRIPE QUE ME TUVO VARIOS DIAS EN CAMA,PERO HOY LUEGO DE IR A MISA Y RECIBIR A JESUS EUCARISTIA,ME SIENTO FELIZ ,PLENA TU YA SABES COMO ME SIENTO.EN LA MISION TODO MARCHA SOBRE RIELES,LAS CONFIRMACIONES PASARON,VIENEN LAS COMUNIONES,PERO TUVIMOS BODAS,BAUTISMOS A GRANEL,Y NOS PREPARAMOS PARA LA FIESTA DEL 8 DE DICIEMBRE.REALIZE UN CURSO VOCACIONAL DE RADIO,A PEDIDO DE MI PARROCO,Y PARTICIPE DE LA NOVENA A LA VIRGEN DEL ROSARIO ,Y OH!CASUALIDAD ME TOCO EL ULTIMO DIA,DONDE PUDE ENTREVISTAR AL OBISPO DE FORMOSA Y OTROS INVITADOS A LOS FESTEJOS ,COMO VERAS MUCHA EMOCION.MI TIEMPO ESPIRITUAL MUY FUERTE,ME CUESTA EQUILIBRAR MIS ACTIVIDADES DIARIAS CON EL SERVICIO,YO SOLO QUIERO SERVIR...BUENO PERO LO INTENTO:MENTE EN EL CIELO ,PIES EN LA TIERRA...SINO MORIRE DE HAMBRE Y MI HIJA NI ESTUDIARIA.CUANDO ME PONGO A LEER TUS ESCRITOS APRENDO MUCHO TODO LO ENTIENDO,Y DOY GRACIAS A DIOS POR HABERTE PUESTO EN MI CAMINO.UN FUERTE ABRAZO,SIEMPRE REZO POR TU SALUD.BENDICIONES JORGE.

    ResponderEliminar
  4. Me alegro de tu "fuerza espiritual" ojala sigas llenando tu vida con ella, ya que indudablemente viene de Dios.

    Saludos

    Jorge A Lastra

    ResponderEliminar